«Garántia ante el COVID-19: agilidad, simplificación administrativa y digitalización», artículo de Antonio Vega, Director General Adjunto de Garántia

En Garántia venimos trabajando desde que comenzó la crisis sanitaria por el COVID-19 en ayudar a pymes y autónomos a superar esta crítica situación económica que vivimos. Asumimos el reto, en colaboración con la Junta de Andalucía, de facilitar liquidez al tejido empresarial andaluz. Con este modelo de colaboración público/privado para una de las principales medidas de apoyo a las pymes y autónomos, nos comprometimos, con la máxima responsabilidad, en aplicar esta medida con tres objetivos fundamentales: celeridad, simplificación y digitalización.

La celeridad como objetivo prioritario, ya que la liquidez es imprescindible desde el mismo día que se bajan las persianas y se produce una interrupción dramática de los ingresos. Celeridad en la habilitación de la línea. El 31 de marzo se firma el convenio que pone en marcha la línea de especial liquidez COVID-19 por importe de hasta 500 millones de euros. Celeridad en la tramitación de las solicitudes. El tiempo medio en la resolución de las solicitudes es inferior a una semana llegando a reducirse los tiempos de respuesta hasta a dos días, dependiendo del flujo de entrada de solicitudes y para los casos en los que contamos con la documentación completa a aportar, de ahí la importancia de verificar el cumplimiento de ese requisito. Celeridad en la disposición de los fondos, estando disponibles desde el momento de la firma del préstamo.

La simplificación como objetivo en todo el procedimiento. No podemos olvidar que la concreción de esta liquidez es un préstamo, y que Garántia como entidad financiera y avalista de los mismos, debe realizar el imprescindible análisis de riesgos para cada una de las solicitudes que se le formulen. Se solicita la información mínima e imprescindible para evaluar la solicitud además de las autorizaciones necesarias derivadas de la ley de protección de datos de carácter personal y autorizaciones requeridas por el Banco de España para el acceso de la información a su central de información de riesgos. Esta documentación es aún más reducida para la línea de microcréditos que el 13 de mayo se convenia y publica con la Junta de Andalucía por importe de hasta 100 millones de euros, lo que supone una línea global de 600 millones de euros.

La digitalización como herramienta que facilite el acceso a la financiación en tiempos de confinamiento. Desde el momento cero se instrumentó una oficina virtual donde poder solicitar esta financiación sin necesidad de desplazamientos ni a nuestras oficinas ni a las oficinas bancarias, simplificando al máximo los procedimientos y pudiendo gestionarse todo el proceso de forma digital, hasta el momento de la firma de la financiación.

Adicionalmente a estos objetivos directamente vinculados a nuestra situación de pandemia, nos sentimos útiles por alcanzar con máxima intensidad nuestros objetivos sociales, nuestra misión. El hecho de que pymes y autónomos dispongan de un aval, en este caso del 100% del préstamo, impacta en un 100% en su toma de riesgo, aún más con su propia necesidad de mantener su negocio, en un entorno de incertidumbres que afectan de una u otra manera a la totalidad del conjunto empresarial.

En las mejores condiciones hemos podido cubrir con la subvención de la Junta de Andalucía los costes de aval de Garántia, la comisión de apertura bancaria y los intereses durante el primer año de carencia. Este apoyo implica un coste efectivo para el empresario/empresa entorno al 1,1% para préstamos a tres años y al 1,4% en préstamos a cinco años, condiciones prácticamente inmejorables en el momento actual frente a la financiación bancaria directa.

Garántia tiene vocación de servicio, de utilidad pública, y aun siendo entidad financiera no tiene ánimo de lucro. Lo estamos logrando. Nos sentimos útiles, nos sentimos responsables. Debemos conseguir que el obtener esta financiación, en el mayor número de los casos de supervivencia y en menor medida de prevención, no sea el obstáculo para la continuidad de la actividad de los miles de pymes y autónomos de Andalucía, de los miles de trabajadores afectados, de las miles de familias que de ellos dependen. Desde Garántia ponemos todo nuestro esfuerzo en conseguirlo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *